Buscar

CAMPAIGNS

La Retraite escuela

Los/as limpiadoras/os subcontratadas de la escuela católica de niñas “La Retraite embarcaron en lo que iba a ser la huelga de limpiadoras escolares más larga en la historia del Reino Unido, pero en poco tiempo ganaron todas sus demandas, consiguiendo la paga completa por enfermedad y mucho más.

LA DISPUTA

La prestigiosa escuela católica de niñas “La Retraite” ubicada en el frondoso Clapham, al sur de Londres es calificada como “sobresaliente” por el Ofsted, pero durante años el trato de los/as limpiadoras y limpiadores – una mano de obra mayoritariamente inmigrante y latinoamericana – estuvo lejos de ser “sobresaliente”. Los/las limpiadores/as, subcontratados con uno de los niveles salariales más bajos y las peores condiciones de todos los/las trabajadores/as de la escuela, han tenido conformarse durante décadas con un salario de miseria y sin la paga completa por enfermedad. 

Cuando llegó la pandemia, se encontraron, como tantos otros/as trabajadores/as inmigrantes mal pagados y con empleos precarios, apodados “trabajadores clave” y alabados como “héroes” por los políticos y la prensa, y como tantos otros “trabajadores clave” mal pagados, siguieron trabajando durante la pandemia mortal. Pero a pesar de arriesgar sus vidas para mantener “La Retraite” limpia y a sus estudiantes a salvo, estaba claro que la retórica de un nuevo respeto por los “trabajadores clave” era sólo eso, retórica. 

En los días previos a Navidad, “La Retraite” redujo por 30 las horas de trabajo anuales de los/as limpiadores/as en un intento de ahorrar algunos peniques.  Cuando alrededor de la mitad de los/as limpiadores/as se negaron a aceptar esta reducción, todos/as fueron despedidos/as, pero una vez que presentaron “cartas de protesta” sus despidos fueron revocados. También se rechazó la petición de los/as limpiadores/as de que el contratista de la escuela, Ecocleen, cumpliera con sus obligaciones legales y realizará una evaluación de riesgos en consulta con ellos.

En enero se estimó que el 25% de los miembros de UVW en la escuela se habían contagiado de Covid-19. Con la convicción de que su seguridad corría un peligro grave e inminente, y ante la negativa de la escuela a concederles la debida indemnización por enfermedad, los/as limpiadores/as se retiraron en virtud del artículo 44 de la Ley de Derechos Laborales de 1996. 

NEGARSE A TRABAJAR

Los/as trabajadores/as de la limpieza dejaron claro que no volverían hasta que se resolvieran sus problemas de seguridad y, tras negarse a trabajar durante un mes, sus demandas acabaron por concederse, pero las cosas empeoraron. En represalia por el desafiante pero legítimo paro, Ecocleen decidió retener los salarios de los/as trabajadores/as, lo que llevó a muchos de ellos a estar por debajo del umbral de pobreza. Poco después, los/as trabajadores/as de la limpieza fueron amenazados con procedimientos disciplinarios debido a los materiales de la campaña de UVW en las redes sociales.

Afortunadamente, y ante la creciente presión, Ecoleen entró en razón y retiró el caso contra ellos, pero la lucha por los “salarios de rechazo” continuó. Semanas más tarde, los/as limpiadores/as votaron con un 100% de favor a la huelga y estaban decididos a ir a lo grande, declarando una huelga de 40 días, ¡la huelga más larga de limpiadores escolares en la historia del Reino Unido!

LA HUELGA

El voto a favor de la huelga y el apoyo del sindicato NEU en Lambeth, hizo que los gerentes se sentaran a negociar. Sin embargo, en el último momento a pesar de los esfuerzos de los/as trabajadores/as por resolver el conflicto, tras haber conseguido 4 de sus 5 demandas, La Retraite se mantuvo firme en mantenerles en subsidio por enfermedad mínimo, a diferencia de los profesores, que recibían el subsidio por enfermedad completo.

Esta era una línea roja para los/as trabajadores/as, que argumentaban que además de ser injusto y discriminatorio negarles el mismo régimen de subsidio por enfermedad que a los profesores era un riesgo para la salud y la seguridad. Ante la imposibilidad de llegar a un acuerdo, los/as limpiadores/as se declararon en huelga y empezaron a preparar pancartas, globos, máscaras y peticiones para hacer del primer piquete en la escuela -previsto para el tercer día de huelga- una fiesta que ni La Retraite ni sus alumnos se olvidarán.

A medida que se fue corriendo la voz de su lucha, los/as limpiadores/as empezaron a recibir un amplio apoyo a sus demandas, con alumnos actuales y antiguos criticando a La Retraite en las redes sociales, y el miembro del parlamento local y una famosa celebridad prometiendo visitar y hablar en apoyo a los/las trabajadores/as en su primer piquete. Pero con la amenaza de un piquete animado a pocos días de distancia, y con la amenaza de que los/as limpiadores/as presentarian varias demandas judiciales contra la escuela, los gerentes se dieron cuenta de que el juego había terminado

LA VICTORIA

Los/as limpiadores/as consiguieron un aumento salarial del 24%, mejoras en la salud y la seguridad, recuperaron la mayor parte de sus “salarios de rechazo” y obtuvieron el mismo pago por enfermedad que los profesores de la escuela. 

La victoria es un testimonio del poder continuado de la huelga y la acción directa y marca la tercera victoria de UVW en el sector escolar estatal y la segunda vez que los/as miembros/as de UVW han conseguido la paridad en la paga por enfermedad con el personal interno.



NUESTRAS VICTORIAS

  • Un aumento salarial del 24%
  • Paridad en la paga por enfermedad con el personal docente interno
  • Mejora a los procedimientos de salud y seguridad
  • La recuperación de los “salarios de huelga” de los trabajadores

Apóyennos

¡Done a nuestro fondo de huelga y apoye a los trabajadores!

Boletín

Mantente al día con nuestras últimas noticias, campañas, entrenamientos y eventos.