Buscar

< Noticias

01.06.2022 / Noticias / Worker's Story /

El poder de lxs trabajadores: Empresa se ve obligada a reembolsar casi dos años de salarios impagados a una limpiadora por recortar sus horas sin su consentimiento.  

“Mi victoria debe darnos esperanza a todxs lxs trabajadores. Tenemos derechos y debemos luchar por ellos. UVW estuvo a mi lado y gané».   

Sandra Patricia Rivera Uzuriaga, limpiadora y miembrx de UVW

Una limpiadora migrante colombiana y miembrx de UVW que demandó a su empleador por reducir sus horas y su salario sin su consentimiento, recibirá el pago de casi dos años de salarios impagados que se le deben. Un tribunal laboral dictaminó a finales de mayo que la empresa para la que trabajaba no tenía derecho a reducir unilateralmente su horario y su salario, incluido el derecho a vacaciones. A raíz de la sentencia, la empresa también le ofreció recuperar las horas perdidas. Lxs trabajadores debemos poder decidir cómo, dónde y cuándo trabajar. Lxs jefes no pueden quitarnos las horas contractuales y el salario sin nuestro acuerdo si no nos han ofrecido alternativas adecuadas.   

Sandra Patricia Rivera Uzuriaga demandó a la empresa de limpieza Bayleaf Facilities Management Ltd, (Bayleaf), con la ayuda de su sindicato United Voices of the World (UVW).

Sandra trabaja como limpiadora subcontratada en la tienda Chanel de Covent Garden desde 2011, cuando llegó al Reino Unido. Nació en Colombia y vivió en España durante más de 15 años antes de mudarse aquí. Dice que siempre ha sido feliz trabajando en Chanel – «Aquí somos como una gran familia»- y que su primer empleadxr, Britannia, fue ”excelente”. Las cosas empezaron a cambiar cuando Bayleaf se hizo con el contrato de limpieza de la tienda en 2017. Bayleaf factura 6 millones de libras y emplea a unas 400 personas.  

Su contrato con Bayleaf establecía que trabajaba un mínimo de 10 por semana, de lunes a viernes, pero después de que se levantara el primer confinamiento de la pandemia y se reabriera la tienda de Chanel, le dijeron que solo la necesitarían seis horas a la semana. La tienda abría los siete días de la semana y se encontró con que se esperaba que trabajara menos horas pero hiciera más trabajo; un trabajo de cinco días en sólo tres. Su salario se redujo al mismo ritmo, casi a la mitad; perdió el 40% de la nómina.     

Sandra dejó claro que no estaba de acuerdo con estos cambios y preguntó si habría trabajo alternativo en otras tiendas gestionadas por Bayleaf para compensar las horas perdidas en Chanel. No se le hizo ninguna oferta concreta. 

Sandra siguió trabajando en horario reducido durante el calvario de dos años, pero dejó claro a su empleadxr que trabajaba bajo protesta. Algunxs de sus compañerxs se marcharon porque no podían soportar la presión. «Yo no quería dejar mi trabajo como hicieron otrxs porque no era justo», explica.  

Sandra aconseja a los demás «perseverar». «Si ves algo que no está bien en tu lugar de trabajo, no tengas miedo y haz algo al respecto. El sindicato os apoyará; nunca os abandonará. Mi victoria debería darnos esperanza a todos los trabajadores, porque muchos decían que no se puede hacer nada con este tipo de cosas, pero yo dije: ‘no, ¡luchemos!’ UVW estuvo a mi lado y gané». Ganar la batalla por tus derechos conlleva esfuerzo, disciplina, conocer tus derechos y organizarte sindicalmente con tus compañerxs.

Maya Thomas-Davis, asistente legal de Sandra en UVW, pide a otrxs trabajadores en situaciones similares que se animen con la victoria legal de Sandra y se organicen en sus lugares de trabajo. «Lxs jefes siempre hacen lo que Bayleaf hizo en este caso: imponer peores condiciones contractuales a lxs trabajadores y luego argumentar que el hecho de que lxs trabajadores sigan trabajando debe significar que están de acuerdo con los cambios. No dejaremos que se salgan con la suya. Si lxs jefes tuvieran el poder absoluto de reducir unilateralmente las horas contractuales de la forma en que Bayleaf intentó hacerlo, entonces todos los contratos podrían ser de cero horas. La victoria de Sandra en este caso demuestra por qué es tan importante conocer tus derechos y organizarte con los colegas de trabajo y el sindicato: puedes mantenerte firme como hizo Sandra, insistir en tus derechos contractuales completos, dejar claro que trabajas bajo protesta, y luchar para recuperar lo que es tuyo».    

La victoria de Sandra costó ¡dos años de lucha y otros dos meses de nerviosa espera para la sentencia de 18 páginas!  Ella demostró determinación y resistencia, y el tribunal ratificó su determinación.    

«Tenemos derechos y debemos luchar por ellos», dice. «Al igual que tenemos un deber para con nuestro trabajo, también tenemos nuestros derechos y no debemos permitir que lxs empresarixs los pisoteen. No hay que tener miedo porque el sindicato nos respalda». 

SHARE  

04.07.2022

ESCANDALOSA REPRESIÓN SINDICAL POR PARTE DE UNA PATRONAL «FUERA DE CONTROL» EN EL CONFLICTO DE UN PUB DE BRIGHTON

20.06.2022 /

última hora: ‘¡Todxs fuera!’ declaran limpiadorxs de apartamentos de lujo

20.06.2022 /

Se insta al Hospital Great Ormond Street a ‘revisar sus prácticas’ y ‘promover la confianza’, tras queja de UVW  

17.06.2022 /

Personal de un bar de Brighton resiste la represión antisindical

13.06.2022 /

LXS limpiadorxs latinoamericanxs obtienen reconocimiento sindical

10.06.2022 /

Personal de un pub de Brighton se pone en huelga por mejores salarios y condiciones laborales  

Boletín

Mantente al día con nuestras últimas noticias, campañas, entrenamientos y eventos.